domingo, 16 de julio de 2017

Todo sobre las Sheetmasks (máscaras de tela)

Hola chicas, buen domingo. Espero que estén aprovechando este día tan frío para descansar y ponerse al día con sus rutinas de belleza 😋

Hoy voy a hablarles de las sheetmasks, más conocidas en castellano como máscaras de tela o máscaras de papel. Las sheetmasks son una tendencia de la cosmética que viene de Asia, sobre todo de Corea. La rutina de belleza coreana tiene como diez pasos y uno de ellos es la infaltable máscara.
Lo ideal es aplicarse una o dos veces por semana una máscara de este tipo para lograr resultados visibles. Yo estoy usando una cada domingo. En mis Instagram Stories seguramente hayan visto mi #DomingoDeMáscaras 🙂


¿Qué hacen las sheetmasks y como funcionan?
Las sheetmasks son piezas de fibra de algodón o biocelulosa con forma de rostro, con agujeros para los ojos, naríz y boca para poder respirar. Vienen en sachets bien embebidas de lo que las asiáticas llaman "esencia": un líquido cuya consistencia es similar a la de un serum o gel bien aguado, incluso algunas son casi como leches. Este líquido tiene ingredientes activos concentrados que al absorberse humectan, hidratan, aclaran (algunos), dan turgencia o producen un efecto antioxidante. Generalmente se usan para restaurar la piel que está apagada, reseca, sensible o también de manera preventiva para restrasar la aparición de arrugas y líneas finas.

Cómo usarlas paso a paso
Se retiran del sachet, se desplegan y se colocan sobre la cara siguiendo la forma, cidando de que quede bien adherida a todas las partes del rostro, sin olvidar las sienes, óvalo facial y lo que alcance para el cuello. Se deja puesta de 15 a 20 minutos. Ahí es donde la magia sucede ✨


Los activos penentran en la piel mejor que con cualquier otro tipo de máscara porque la tela no permite que el líquido se evapore. Además actúa de alguna manera como oclusivo, a la piel no le queda otra que absorber la esencia.

Una vez transcurrido el tiempo, simplemente nos la sacamos. Es muy fácil sacarla porque como viene tan mojada no se pega ni hay que tironear, simplemente está adherida por el mismo líquido. El resto de producto que quede en la cara la topicamos, es decir, la masajeamos con toquecitos por la cara y aprovechamos apra extender a cuello y escote.

Si la máscara es buena no van a quedar con la piel ni pegoteada ni tirante. La van a notar super emulsionada, humectada y más elástica.


Los activos que vienen en las heetmasks son muchísimos, las que yo probé tenían extractos naturales, vitaminas, minerales, activos tensores, antioxidantes, drenantes y descongestivos. Algunos de los más comunes son: aloe vera, niacinamida, colágeno, beta glucanos, arginina, hamamelis, ácido hialurónico, manteca de karité, entre otros.

¿Dónde conseguirlas?
La mayoría de mis sheetmasks me las trajo mi marido de su viaje por Corea, le encargué que me trajera de cualquier marca para ir probando. En Seúl se consiguen máscaras a partir de1 dólar. Las marcas que más se venden son The Face Shop, Holika Holika, Mediheal.


Acá se consiguen unas muy buenas de marca MJCare en el Barrio Chino. Yo compré unas que salen entre $25 y $40, vienen en unas cuatro variedades y tienen ingredientes muy interesantes.

Sé que Isdin lanzó una máscara de este tipo pero desconozco si es tan buena como las coreanas y tampoco sé su precio, prometo investigar para el próximo post de máscaras.

¿Ustedes usan este tipo de tratamientos express?

No hay comentarios:

Publicar un comentario