sábado, 19 de agosto de 2017

Little Black Dress Lace

Hace unas semanas en el Blogger's Day de Avon conocimos la nueva fragancia de la marca en alianza con Natalia Oreiro: Little Black Dress, un perfume floral inspirado en los enigmáticos rasgos femeninos.


Esta es una variedad nueva que acompaña el clásico Litte Black Dress, la primera fragancia que se lanzó hace ya un tiempo.


El tradicional vestido negro suma en su nueva edición un ítem absolutamente femenino: el encaje. “Un clásico que nunca pasa de moda y me hace sentir sexy y segura. Una combinación perfecta entre lo femenino, lo delicado y lo provocador”, afirma Natalia Oreiro.

Las notas que componen a esta fragancia son :

Mandarina siciliana: es la que predomina en la fragancia, le da a la fragancia un aroma dulce pero no empalagoso, vibrante y fresco.

Iris Negro: es una de las materias primas más costosas en la paleta de los perfumistas y es elegido por su fuerza y riqueza. Otorga una elegancia refinada, sensual y misteriosa.

Pachuli: Es la nota de base de esta feragancia, le da sensualidad, un toque oriental y perdurable.


Lo estuve usando durante estas semanas. En mi opinión es un perfume absolutamente nocturno ideal para salidas románticas. Si bien es floral, no es un perfume completamente dulce e intenso, es más bien aterciopelado con unos dejos orientales no tan marcados como los que encontraríamos en los perfumes Far Away. La duración es bastante buena, el frasco es adorable y la tapa le da cierta sofisticación y elegancia.

Me gustan mucho las nuevas fragancias que está lanzando Avon, creo que algunas realmente están para competirles a perfumes internacionales de gama alta. Sobre todo por la complejidad y originalidad de las notas y por la duración.

Espero que les haya gustado la reseña y que les haya resultado útil para conocer la fragancia más en profundidad :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario