sábado, 2 de diciembre de 2017

Protectores solares de Rayito de Sol: Opciones para una protección saludable

Sé que muchas piensan que como llega el verano tienen que empezar a protegerse del sol, la realidad es que debemos protegernos durante todo el año incluso cuando está nublado.
Pero como en verano la exposición es mayor, por las vacaciones, el calor, la pileta, las marcas refuerzan sus campañas de concientización sobre la importancia de cuidarse de los rayos del sol.

Me llegó para probar toda la propuesta de solares de Rayito de Sol, una marca que está hace varios años ya en el mercado y que veo con mucho gusto que ha decidido innovar y les adelanto que sus opciones para la protección solar son muy abarcativas. No tienen excusa para no encontrar su tipo de protector solar favorito.

Empezamos con la línea que más me gustó de lo que probé, la línea sin gluten apta celíacos con protección alta. Esta línea como les decía es libre de gluten y además es ✓ libre de aceites
✓ libre de parabenos ✓ cruelty free (apto veganos) e ✓ hipoalergenicos 

Las personas con intolerancia conocida al gluten pueden aplicarse estos productos sin riesgos de contaminación a través de las manos.

Vienen 3 presentaciones, cremas con FPS 30 y FPS 50 y además un protector en formato mousse.
Les digo que amé completamente este formato, es una espuma sin fragancia con FPS 50 de amplio espectro que se puede usar en todo el cuerpo. Me pareció ideal para pasarnos en protector por ejemplo por los brazos sin hacer enchastres. Súper útil, para llevar a todos lados. Además el formato mousse me resultó muy original. Se necesita aplicar aproximadamente el tamaño de una pelota de tenis para cada brazo, piernas y torso. Primero ay que agitar bien y después simplemente presionar el botón hasta que la espuma llegue a la cantidad deseada. Después la esparcimos. Queda como una crema, sin vetas blancas y cubre perfectamente las zonas, mejor que un spray o bruma.

Hay mousse disponible también en la línea Pedriatric, orientada a que los chicos tomen la costumbre de protegerse del sol ya desde chiquitos. Está aprobada por la Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica, es libre de alcohol y de fragancia. La cantidad recomendada en el caso de los chicos es del tamaño de una pelota de golf para los brazos, piernas y torso. Puede usarse en bebés pero a partir del año. También hay versión clásica en crema con FPS 65, para pieles extremadamente sensibles al sol.


Por último, para quienes eligen broncearse, la línea Gold lanzó un nuevo aceite protector nutritivo, con FPS 50. Es el primer aceite que conozco que tenga tan alta protección, en general los aceites suelen tener no más de FPS 12 lo cual parece un chiste... Así que me parece genial que Rayito de Sol haya lanzado esta opción con protección real.
Este aceite tiene aceite de jojoba y aceite de macadamia así que mientras protege y predispone el bronceado, humecta y repara.


Como ven, hay para todos los gustos. Este año voy a combinar el clásico protector en crema con la mousse, sin dudas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario