lunes, 19 de marzo de 2018

Vitamina C en láminas: Lo nuevo de Mary Kay

La vitamina C es uno de los tantos activos que existen en el maravilloso mundo del skincare para lograr una piel luminosa y de tono parejo. Una piel lozana, juvenil y tersa. Hace unos años vengo usando vitamina C tanto en serum como en crema y la verdad es que estoy muy conforme con los resultados.

Sin embargo, uno de los puntos en contra que suelen tener los serums de vitamina C (esos que vienen en frasquito, con o sin gotero) es que duran poco tiempo abiertos porque el contacto con el aire hace que la vitamina C se oxide y pierda sus beneficios. El formato crema reduce este riesgo pero a la vez, es el formato en donde menos concentrada está la vitamina C, por lo que vamos a ver pocos cambios positivos si solo usamos ese producto.

Entonces ¿cómo hacer para poder usar vitamina C bien concentrada pero que a la vez no se oxide y dure intacta mucho tiempo? Bueno, hasta ahora no conocía ninguna manera más que cuidar mucho el serum, guardandolo en lugares oscuros, bien cerrado, controlándolo semana a semana que aún estuviera "fresco".

Hasta que esta fan del cuidado de la piel se encontró con un lanzamiento muy genial donde la vitamina C está bien conservada, concentrada y duradera. Algo así como una Vitamina C Larga Vida.


El lanzamiento viene de la mano de Mary Kay, quienes ya venían desarrollando toda una línea para cuidados de pieles que quieren desafiar al tiempo, la famosa Time Wise. A su colección de productos de limpieza e hidratación le sumaron estas nuevas láminas de vitamina C concentrada.

Breve explicación técnica: la vitamica C como les decía, en contacto con el aire se suele oxidar y perder sus propiedades, básicamente cuando la vitamina C se oxida y te la ponés, es como no ponerte nada. Esta forma de vitamina C es muy buena pero inestable y suele aparecer en la letra chica de ingredientes como Ascorbic Acid.

Hay una forma de vitamina C que se llama Ascorbyl Glucoside que es mucho más estable en el agua. Y una vez que la piel la absorbe, recién ahí se transforma en Ascorbic Acid y básicamente es un shock de pura vitamina C actuando lindo y parejo en tu piel.

Este ingrediente, Ascorbyl Glucoside es lo que tienen las laminitas de Mary Kay. Son unos cuadraditos transparentes super finitos con una textura similar a la de una lámina de plástico que viene dentro de un sobre individual. Se colocan en la palma de la mano, se le agregan unas gotas (4 o 5) de agua y al instante se disuelven. A esa "agüita" que se forma en la palma de la mano se le agrega un poco del serum o crema que usamos normalmente cada noche. En mi caso lo mezclo con un serum que me dieron el día del evento, también de Mary Kay de la misma línea, y se forma una especie de cremita ligera que tienen que ponerse en toda la cara.


Ahí mismo van a tener un shock de vitamina C concentrada. Pueden mezclarlo con cualquier serum, son mejores los que son cremositos.

En mi caso, lo uso unas dos veces por semana. No hace falta que lo usen todos los días, de hecho se les va a terminar muy pronto el sobre si lo hacen así (trae 12 láminas).

Creo que es un gran lanzamiento, muy novedoso y original que realmente se preocupa por la estabilidad de los ingredientes que nos ponemos en la cara y de que verdaderamente hagan efecto, que es lo que todas queremos.


¿Lo probaron? ¿Usan algo de Mary Kay?

No hay comentarios:

Publicar un comentario