miércoles, 30 de mayo de 2018

Neutrogena Acné Proofing: Una línea para pieles acneicas


El ácido salicílico es uno de los ingredientes más usados por la cosmética y la dermatología para tratar el acné. Es anti inflamatorio y queratolítico, es decir que además de reducir la inflamación que dejan los granitos, exfolia la piel para que las células muertas no se acumulen y tapen los poros. El salicílico adelgaza la piel engrosada y favorece el recambio celular.

Esto en términos simples: hace que tu piel no junte células muertas que puedan acumularse, tapar tus poros y sacarte más granitos.

¿Cómo se usa?