viernes, 3 de mayo de 2019

Prebióticos para la piel de la mano de Skinbioma de Lidherma


Nos vamos a poner un poco técnicos pero las nuevas tendencias en cosmética lo piden:
¿qué son las famosas cremas con prebióticos?

No los vemos, pero llevamos una comunidad de microorganismos viviendo en nuestra piel. Están presentes en la famosa barrera cutánea que nos protege de manera natural de otros microorganismos dañinos como hongos y bacterias. Mantienen nuestra piel sana, alejan el acné, y otras patologías.
Si esa barrera protectora está dañada o es débil, nuestra piel deja de estar "defendida" y comienzan los granitos, la tirantez, las rojeces y otras molestias que se incrementan con el paso del tiempo.

¿Cómo mantener esa barrera sana?

-Limpiando nuestra piel con productops que no sean abrasivos y no "barran" con esa comunidad de microorganismos buenos.

-Usando cremas hidratantes que mantengasn la piel humectada, elástica y nutrida.

-Protegiéndonos del sol.

-Alejándonos de la contaminación ambiental, humo del cigarrillo, calefacción, cambios de temperatura.

Como ven, algunos puntos son más fáciles de poner en práctica que otros. Por eso nuestra barrera cutánea y sus microorganismos, o "microbiota" no siempre está balanceada. Ahí es donde entran los cosméticos con prebióticos para darle una mano y re equilibrarla.

Los prebióticos son el "alimento" de estos microorganismos buenos. Se encuentran en ciertos ingredientes como el extracto de yogurt, alfa glucanos, inulina, entre otros. La línea más reciente de Lidherma, SkinBioma, incluye esos tres ingredientes en su formulación.

Hay cuatro productos en SkinBioma para empezar a acercarnos a los prebióticos:

Una loción en spray de textura muy liviana, líquida, para usar de día o de noche, incluso varias veces al día. Es humectante y da una sensación de confort a la piel que está muy seca o deshidratada y se siente tirante.

Una crema hidratante de rápida absorción, ideal para usar de día, incluso debajo del maquillaje. Además de los prebióticos contiene manteca de karité, para aumentar la capacidad de humectación.

Una crema de manos para cuidar esa zona del cuerpo que muchas veces dejamos de lado, pero que tan expuesta está.

Y una mascarilla cremosa que viene en sobre y rinde dos aplicaciones. Es transparente, tiene una textura sedosa y espesa, se aplica en todo el rostro y luego de unos minutos se retira el excedente y se masajea hasta la total absorción. La probé y me gustó, me dejó la piel como nutrida y elástica.



Así como los prebióticos y probióticos avanzan en el campo de los alimentos y la salud, ahora lo están haciendo en el área de los cosméticos y la belleza.

Skinbioma me parece una buena opción de industria nacional para acercarnos a nuevas tecnologías y tendencias para mantener nuestra piel no sólo linda, sino también -y más importante- sana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario